Cuidados de la Orquidea: Sin plagas ni enfermedades

Cuidados de la Orquidea: Sin plagas ni enfermedades

El cuidado de tu orquídea puede depender del tipo de planta que hayas elegido. Sin embargo, los consejos y trucos para cuidar orquídeas que te vamos a dar se aplican a la mayor parte de las que encontrarás en el mercado. Estas elegantes y sofisticadas flores son una manera tremendamente fácil de iluminar una habitación y de lucir una decoración refinada. Delicadas como su belleza, estas impresionantes flores requieren unos cuidados básicos que no son muy complicados.Por ello, nada como conocer cuáles son las plagas y enfermedades en orquídeas más habituales.

PLAGAS:

Las mas comunes son: Las cochinillas, el pulgón, la araña roja, las hormigas y los caracoles.

Las cochinillas:

                                 Orquidea con cochinilla jardinagro.com

Es el temor ¡y el terror! de los amantes de las orquídeas. Por un lado, porque es una de las plagas con mayor capacidad de colonización. Por otro, porque su efecto sobre nuestra planta puede ser simplemente devastador. La cochinilla es, probablemente, la plaga en orquídeas más peligrosa y habitual. Debido a su minúsculo tamaño, es habitual tardar algo más de la cuenta en localizar a estos insectos. Cuentan con un cuerpo diminuto y de color blanquecino que esconde su mayor arma: su increíble capacidad para adherirse a la planta y chupar su savia. Pueden ubicarse tanto en el envés de las hojas como en las raíces. En estas últimas, la mejor pista para descubrir su presencia es ver un polvillo blanco.

El pulgón:

                                  Orquidea con pulgon jardinagro.com

Es un viejo conocido de los amantes de la jardinería. Suele hacer acto de presencia en primavera y verano, con la subida de las temperaturas. No solo succiona la savia de la planta: también pueden ser transmisores de virus y llamar la atención de otros insectos como las hormigas. Su presencia es fácil de identificar. Se trata de pequeños insectos negros o verdes que se ubican sobre todo en hojas tiernas, botones incipientes o flores a punto de abrir. Otro síntoma de su presencia es que flores y hojas se abren con dificultad o deformadas.

La araña roja:

                                  Orquidea con araña roja jardinagro.com

¡Que no nos engañe su minúsculo tamaño! Al igual que sucede con la cochinilla, la araña roja puede ser mortal para nuestra orquídea. Identificarlas es complicado porque apenas alcanzan el medio milímetro. En ocasiones, nos damos cuenta de su presencia cuando ya han colonizado la planta. ¿Cómo? Por un lado, porque veremos sus características telas de araña. Por otro, su efecto sobre nuestras hojas hace que tomen una coloración grisácea insana.

Las hormigas:

                                 Orquideas con hormigas jardinagro.com

Solemos creer que las hormigas son incómodas pero no dañinas pero, en lo que respecta a las plantas, no es exactamente así. No solo son un aliado natural del pulgón. Añadido, suelen ir al rebufo para robarles azúcares. Un ir y venir por la planta que puede provocar que se conviertan en vehículos transmisores de los virus del pulgón.

Los caracoles:

                                 Orquideas con caracoles jardinagro.com

A los caracoles no solo les gustan las hojas o los capullos de flor: también pueden encontrar en las raíces sanas un auténtico manjar. Son fáciles de identificar por su morfología, aunque no nos confiemos: si tenemos nuestras plantas fuera de casa, no está de más revisar las raíces. Es probable que alguno de pequeño tamaño se haya convertido en polizón.

ENFERMEDADES:

Las mas comunes son: Las raíces podridas, los hongos, las bacterias, y los virus.

Raíces podridas:

                                Orquideas con raices podridas jardinagro.com

La pudrición de las raíces es una de las enfermedades de la orquídea más comunes que, además, es en buena parte responsabilidad nuestra. Suele aparecer cuando no regamos correctamente. Y no nos referimos únicamente a la cantidad de agua, a regarlas como una maceta convencional o, incluso, a dejarles un bajo plato con agua. Nos referimos, también, a un detalle importante: cuándo regar. Las raíces podridas no dejan de ser raíces afectadas por hongos. Se manifiestan de una manera que, visualmente, es sencilla de identificar. Su principal característica es que adquieren una tonalidad marrón y pierden su consistencia. Para evitar su propagación, tendremos que:

  • Eliminar las raíces podridas con una tijera previamente desinfectada.
  • Trasplantar a un sustrato y maceta nuevos, y con una correcta aireación.
  • Detener momentáneamente el riego hasta que las raíces pierdan humedad.

Los Hongos:

                               Orquideas con hongos jardinagro.com                     Orquidea con Antracnosis jardinagro.com

                                                   Orquidea con Hongos                                                                      Orquidea con Antracnosis

Lo más común en una orquidea que esté enferma por un hongo, es que sea antracnosis. La antracnosis es una enfermedad fúngica que infecta la parte aérea de la planta, especialmente las hojas, aunque también puede afectar a la flor, se puede apreciar que las hojas se ponen marrones desde la punta y la mancha se extiende hasta la base. La zona afectada suele estar un poco hundida, aunque el resto de la hoja se ve normal.

Los hongos, cuando aparecen son por: temperaturas altas, exceso de agua o mala aireación de las raíces. Cuando se manifiestan en las hojas o flores, lo hacen de distintas maneras sencillas de reconocer. Suelen aparecer mediante manchas negras de mayor o menor tamaño que salpican la hoja o bien dejan una marca compacta. En ocasiones, incluso, la hoja cambia de color comenzando a amarillear hasta adquirir un color marrón o, incluso, negro.

Las Bacterias:

                  Orquidea con bacteria jardinagro.com

Su principal característica es cómo se manifiesta sobre las hojas. Las manchas que crean las bacterias tienen un aspecto acuoso en estado inicial. Posteriormente, pueden ir amarilleando la hoja alrededor de este punto de partida tan fácil de identificar. Si nuestra orquídea tiene hojas que, directamente, nacen amarillas tendremos que extremar precauciones. Esto se debe a que se ha acumulado agua en el cuello de la planta, y que el avance bacteriano ha llegado también ya a la raíz.

Tener canela en polvo a mano puede ayudarnos a solucionar un buen número de enfermedades de la orquídea. ¿Cómo frenar, entonces, un ataque bacteriano en nuestra planta? Increíble pero cierto: con canela. La canela es antibacteriana, antifúngica e, incluso, insecticida. Y, añadido, es completamente natural.

El Virus:

                  Orquidea con virus jardinagro.com

Malas noticias. Si nuestra planta se ve aquejada por un virus, lo más probable es que no podamos hacer mucho por ella salvo intentarlo. Si bien es cierto que son complicados de identificar, hay una máxima que los define. Y es que sus manchas sobre las hojas suelen responder a un patrón que se repite. Lo único que podemos hacer es:

  • Cortar las hojas afectadas en las que se presente el patrón de la enfermedad.
  • Alejar nuestra planta del resto, para mantenerla lo más aislada posible.
  • En caso de que el patrón del virus vuelva a manifestarse, no tendremos más remedio que sacrificar nuestra planta quemándola.

PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES:

El riego: Las orquídeas no demandan mucha agua, precisan un riego por inmersión, el mejor indicador de cuándo volver a regar son sus raíces. Una raíz verde es una raíz bien hidratada.

¿Cómo saber cuándo es el momento ideal? En la mayoría de ellas, cuando las raíces adquieran una tonalidad plateada.

El transplante: Transplanta de forma correcta y rigurosa, el trasplante es una de las tareas fundamentales para su bienestar. Tendremos que elegir correctamente el momento, y siempre al acabar su floración para no interrumpirla. Te recomendamos que uses Sustrato de Orquideas de 2,5 L de Masso.

El abonado: Una planta bien nutrida presenta siempre una mayor resistencia a cualquier amenaza, el mejor abono en estos casos es el Fertizante Orquideas 250 ml de Neudorff.

La higiene: No está de más manipular tus plantas con las manos limpias o, incluso, con guantes. Nos referimos, también, a hacerlo de manera regular para garantizar una limpieza absoluta.

TRATAMIENTOS:

Para las plagas: los mejores productos son los diferentes Spruzits, los tenemos concentrado, y en pistola, incluso Spruzit Orquideas.

Para las enfermedades: En este caso usaremos, Cola de caballo, y de manera prventiva bien sería el cobre nordox.

Nota: Jardinagro.com te recomienda que combines jabón potásico con extracto de ortiga, ambos son naturales y fortalecerán la orquidea.

Publicado el 31/03/2023 por Alejandro, jardinagro.com Home, Jardineria, Plagas, Enfermedades 888

Categorías del blog

Buscar en el blog

Artículos relacionados

Ant.
Sig.

No hay productos

A determinar Envío
0,00 € Total

Pagar